Miércoles, 14/11/2018   Paso de los libres
   Corrientes - República Argentina
 
POR MONICA LOPEZ OCON
Balanzas
La infancia es un tiempo de revelaciones. Una de las primeras que tuve, a los seis o siete años, se produjo en el modesto espacio de una lechería de la esquina de mi casa, un tipo de negocio que ya es casi una curiosidad arqueológica. Por ese entonces las galletitas se vendían sueltas y eran exhibidas en grandes latas que tenían un ojo de buey a través del cual se veía un cardumen inmóvil. Cada lata mostraba especies diferentes. Un día entré de la mano de mi madre a comprar galletitas. La dueña de la lechería bajó la lata que le indicaba mi madre y puso sobre el plato de su balanza triangular un puñado que estimó que respondía al peso requerido. Se tomó unos segundos para fijarse atentamente en lo que marcaba el fiel de la balanza y con una pinza sacó dos galletitas que, de acuerdo a su observación, consideró que sobraban y las devolvió a la lata.


Ese pequeño gesto me hizo pensar que el afán de exactitud puede inducir a la mezquindad. Pero luego entendí, como dice el refrán tautológico, que “lo justo es justo” y que el fiel de la balanza tiene o debería tener carácter sagrado, por lo que es preciso hacer exactamente lo que él indica, aunque a alguien le moleste como a mí en este caso. No sé qué incremento en su patrimonio pueden haberle reportado a la dueña de la lechería las dos galletitas que sacó del plato de la balanza, pero ella respondió a un criterio objetivo, hizo lo que tenía hacer y, seguramente, esa noche durmió tranquila por aquel acto de justicia de entrecasa.

Recordé a esa mujer cuando en primer año del secundario aprendí que entre los griegos la diosa de la Justicia era mujer, se llamaba Themis, tenía los ojos vendados y llevaba en una mano una espada y, en la otra, una balanza. Quizá no fuera una simple coincidencia. Es cierto que la diosa griega impartía justicia en el Olimpo y la otra justiciera, en una lechería en Pasco y Constitución. También es cierto que la diosa tenía, como corresponde, un nombre divino y la dueña de la lechería se llamaba Amparo. Que la primera esgrimía una espada y la otra, una escoba. Que una tenía los ojos vendados y la otra, bien abiertos. Pero en el fondo, esos eran sólo detalles. Las dos tenían hambre de ecuanimidad.

En el antiguo Egipto la diosa de la Justicia también era mujer. Se llamaba Maat. En su viaje al Más Allá el corazón de los muertos era pesado en una balanza. En un platillo se colocaba el corazón. En el otro, Maat depositaba la pluma de un avestruz. Si el corazón pesaba más que la pluma era una señal de que su dueño no había sido virtuoso. En este caso, un dios temible con cabeza de cocodrilo era el encargado de hacer justicia devorando al corazón culpable. La escena se desenvolvía ante un tribunal de dioses que vaya uno a saber si no se retrasaban a veces en su tarea y se dedicaban a acumular expedientes polvorientos que aún esperan justicia en los tribunales argentinos.

Hace apenas algunos años, un físico de Estados Unidos aseguró que la existencia del alma puede acreditarse por medio de una balanza. Los muertos recientes pesan 21 gramos menos que en el momento mismo de irse de este mundo, cuando se supone que el alma se separa del cuerpo. Quizá la balanza no mienta, pero el fallo del físico, como tantos otros, está viciado de nulidad. Hay gente que pesa exactamente igual antes que después ¿Debería considerarse en este caso que el alma tuvo problemas en el despegue por viajar en un vuelo low cost? ¿O es que hay gente que no tiene alma?

Un cuento, “La balanza de los Balek”, del Premio Nobel alemán Heinrich Böll, me demostró que hasta el fiel de la balanza puede ser infiel. Los Balek, señores de un pueblo donde la mayoría vivía de manera miserable, eran propietarios de grandes extensiones de bosques. “(…)la balanza de los Balek –dice el narrador de este cuento–, antigua y de bronce dorado, no daba la impresión de poder engañar; cinco generaciones habían confiado al negro fiel de la balanza lo que con ahínco infantil recogían en el bosque”. Sin embargo, el abuelo del narrador, siendo todavía un chico descubre un día que en el fiel de la balanza anida una trampa y decide reclamar lo que le deben. “Todo esto –dice mostrándole a su dueña unos guijarros que tiene en la palma de la mano– cincuenta y cinco gramos, es lo que falta en medio kilo de su justicia. Y antes de que la señora pudiera decir nada, los hombres y mujeres que había en la iglesia entonaron el canto: ‘La Justicia de la tierra, oh, Señor, te dio muerte…’.” De allí en más, “cada domingo, en cuanto los Balek entraban a la iglesia, se entonaba el canto ‘La Justicia de la tierra, oh señor, te dio muerte’, hasta que el comandante del distrito ordenó hacer un pregón en todos los pueblos diciendo que quedaba prohibido aquel himno.”

Soy atea, pero creo en la gramática, y si es cierto, como me enseñaron en el primario, que una oración es lo que va de un punto hasta otro punto, estaría dispuesta a orar (o a oracionar) con el objetivo de que el mensaje le llegue de una vez por todas al punto –perdón por la expresión arrabalera– que le tiene que llegar.

Por eso me pliego a la Oración a la Justicia de María Elena Walsh: “Señora de ojos vendados /con la espada y la balanza/a los justos humillados/ no les robes la esperanza /Dales la razón y llora /porque ya es hora”.


Martes, 28 de agosto de 2018

Volver

POR STEINSLEGER
Neopentecostales y liberales “neo” comparten credo e ideología: la “teología de la prosperidad”. Cuyo mensaje (o “evangelio”), consiste en a...
POR JUAN SEBASTIAN FIORI
Se aceleran las negociaciones en el radicalismo Libreño para evitar una interna que desnude aún más las diferencias existentes y que saliero...
.
.
.
TURBULENCIAS LATINOAMERICANAS
Latinoamérica sigue siendo el continente de más turbulencias políticas en el mundo, porque es el escenario de las más abiertas peleas entre ...
POR WISCHÑEVSKY
El triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil marcó el punto cúlmine de la terecera ola de gobiernos de derecha que llega al poder en América Latin...
“BOLSONARO NO ES MUSSOLINI, ES PEOR”
El futuro de Brasil y de América latina a partir del avance de la derecha neoliberal. La victoria de los medios en identificar exclusivament...
POR LARRIERA
Dice Marie-France Hirigoyen que “el perverso, con una gran intuición, agarra a su víctima por sus grietas infantiles”. Todos tenemos grietas...
POR DAVID BROOKS
Lo que parece ser una ola de votación sin precedente en una elección intermedia, resultó en una derrota parcial del régimen de Donald Trump:...
POR JUAN ALONSO
¿Cómo contrarrestar los estímulos del capitalismo brutal que promueve la virtud del vacío? ¿El bloque Nacional y Popular piensa o analiza un...
POR MURANO
Pobre Mauricio Macri: las cortinas de humo –como las promesas– cada vez le duran menos. Y le salen peor.
“LA CRISIS GOLPEA A TODO EL PUEBLO”
En la asamblea de obispos, Oscar Ojea señaló que la crisis “va resintiendo la confianza en la dirigencia política” e hizo una autocrítica so...
UNA “ESCUELA SIN PARTIDO” Y MERCANTIL
Educación a distancia, reinsertar materias como Educación Moral y Cívica –que no existen desde el fin de la dictadura– en la escuela y vouch...
POLITICA CORRENTINA
El Partido Justicialista en las últimas elecciones sufrió duras derrotas, Camau Espínola volvió a perder la gobernación, esta vez, frente a ...
EL DR. SEBASTIAN PARDO DENUNCIA A UGARTEMENDIA
FORMULA DENUNCIA CRIMINAL – ADJUNTA PRUEBA - SOLICITA DILIGENCIAS – SE CITE A PRESTAR DECLARACIÓN INDAGATORIA – PLANTEA CASO FEDERAL – RE...
EE.UU. MIRA A BRASIL EN CLAVE MILITAR Y COMERCIAL
El gigante latinoamericano podría abandonar su tradición de agente moderador en los conflictos regionales para devenir un factor de tensión,...
BRASIL
Las amigas y los amigos de Brasil –dirigentes políticos y sindicales, investigadores, periodistas– están francamente conmocionados. Como es ...
“NO HAY DERROTA DEFINITIVA”
Tras la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil, el expresidente uruguayo intentó llevar un mensaje de esperanza al pueblo bra...
BRASIL
Ayer, luego de votar, fuimos –mi compañera de hace más de cuatro décadas, nuestro hijo y yo– al “Alvaro’s”, a comer algo liviano y vivir la ...
LA BEATIFICACION DE ANGELELLI
Pese a los rechazos formulados por los sectores más conservadores de la Iglesia católica, la beatificación del obispo Enrique Angelelli, ase...
POR GIARDINELLI
Esta columna fue de las primeras que los tildó de fascistas. Y hubo críticas de compañeros, fraternales, pero críticas. Que no era para tant...
LATINOAMERICA
Tecún Uman, Guatemala, 21 de octubre .– Con una bebé en los brazos, Jonathan sube a una nutrida balsa en la orilla del río Suchiate para cru...
POR RAGENDORFER
Como no ocurría desde la dictadura, el macrismo activó la maquinaria judicial para perseguir y hostigar opositores. El hilo verde oliva que ...
POR RAIMUNDI
El que escribe afirma que el desconcierto que genera el corrimiento persistente de todo límite previsible en el plano de la política domésti...
POR LACOLLA
¿Qué fenómenos explican el ascenso de la marea reaccionaria en Suramérica? ¿Dónde está la resistencia de los populares? Se ha creado una nue...
BRASIL
No hace falta repetir que Jair Bolsonaro es apologista de la dictadura, ultra neoliberal y fascista, ni que, tras su prematura baja como cap...
 

Tel: 03772 - 422647 | contacto@elpasodeloslibres.com.ar
| San Martín 1135 - Paso de los Libres - Corrientes
| Director: Juan Sebastián Fiori
Copyright ©2013 | www.ElPasoDeLosLibres.com.ar Todos los derechos reservados.