Lunes, 10/12/2018   Paso de los libres
   Corrientes - República Argentina
 
"DOS MODELOS EN DISPUTA"
Batalla cultural: G-20 y el Foro del Pensamiento Crítico
El mayor triunfo del neoliberalismo, señala la autora, es haber construido los medios para perpetuarse. Logró que sus ideales no solo operen como mandatos sociales sino también como una exigencia pulsional para el sujeto. El Foro del Pensamiento Crítico, una referencia para la batalla cultural y la construcción de una nueva hegemonía.

La cultura es una configuración de distintas prácticas sociales: económicas, artísticas, políticas, jurídicas, científicas, etc., cuya articulación se sostiene en ciertos significantes que constituyen el sentido común y proporcionan el marco normativo de una sociedad. Se trata de un entramado de discursos, creencias, significados, valores y concepciones. La cultura es una categoría en disputa entre el poder y una parte de lo social que se le opone, implicando una batalla por la desarticulación de prácticas sedimentadas de una formación existente y la articulación de nuevas asociaciones.

El neoliberalismo, al final de la guerra de inteligencia y el derrumbe del campo socialista, logró el consenso necesario para manipular el sentido común e imponerse, ganando la batalla cultural al keynesianismo. El estado de bienestar había legitimado demandas por la igualdad y producido progresos democráticos en relación a derechos sociales, inclusión y soberanía popular, que se fueron debilitando a raíz de nuevas significaciones surgidas, como las ventajas del libre mercado, la iniciativa privada y el individualismo.

Margaret Thatcher, primera ministra del Reino Unido de 1979 a 1990, combatió los valores proteccionistas y logró reconfigurar el sentido común. Intervino en lo económico, lo político y lo simbólico, logrando establecer un nuevo orden basado en el consentimiento popular, seduciendo con la libertad individual y la promesa de liberar del poder opresivo y burocrático del Estado. Demonizó la política a favor de la gestión e hizo responsables a los inmigrantes por la pérdida de empleo. La revolución neoliberal se consolidaba, incluso entre los desfavorecidos por el nuevo sistema, mientras aumentaba la desocupación y empeoraban las condiciones de vida y los derechos de los trabajadores.

El neoliberalismo ganó la cultura global

La batalla cultural consiste, entre otras cuestiones, en la disputa por el significado de las palabras. El neoliberalismo resignificó términos y estableció nuevas asociaciones, por ejemplo afirmando que la democracia se basa exclusivamente en un sistema procedimental de elección de representantes, desestimando su valor como gobierno del pueblo. El Estado, considerado ineficiente y burocrático, debe dejar de “mantener vagos” por lo que conviene achicarlo, cambiando su rol proteccionista y solidario. Decretando el fin de las ideologías un capitalismo financiero vino a deteriorar el mundo del trabajo, denominando modernización y flexibilización laboral a la supresión de derechos de los trabajadores. La igualdad fue sustituida por la meritocracia, mientras que la libertad pasó a significar ausencia de restricciones para el mercado, siendo considerado cada individuo como el libre gestor de su vida. El levantamiento de lo que fueran consideradas como limitaciones condujo a la hiperconcentración económica, política y comunicacional, produciendo severas restricciones a la mayoría social. No solo no liberó sino que encadenó aún más a las mayorías: ya casi nada les está permitido.

El mayor triunfo del neoliberalismo es haber construido los medios para perpetuarse: ganó la batalla por la cultura a nivel global y produjo una nueva subjetividad. El neoliberalismo supo imponer los ideales de consumo, riqueza y libertad individual como fines supremos de la vida humana. Logró que esos ideales, en calidad de superyó, no solo operen como mandatos sociales sino que funcionen como una exigencia pulsional para el sujeto. Los ideales de la época devinieron imperativos quedando el individuo neoliberal atrapado, coaccionado por sí mismo, en una búsqueda ilimitada de consumo y acumulación, en la que coinciden la exigencia del sujeto y la demanda neoliberal. La subjetividad neoliberal consumidora-consumida, endeudada, busca rendimientos y éxitos meritocráticos en una suerte de autoexplotación ilimitada: una exigencia pulsional descarnada sin defensas, carente de diques culturales como la vergüenza, la moral o el asco, con un padre destituido que ya no prohibe, sin ideología, resultando en un rechazo de la política y una indiferencia ante el sufrimiento del otro.

G-20 y Foro del Pensamiento Crítico: dos modelos en disputa

Desde el 30 de noviembre al 1º de diciembre, la Ciudad de Buenos Aires será la anfitriona del G-20 compuesto por la Unión Europea, 19 países y representantes de organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Arribarán al país los jefes de los estados miembros de un alineamiento global para garantizar la política neoliberal, la “cooperación” económica y financiera.

En paralelo, del 19 al 23 de noviembre, en la misma Ciudad centenares de organizaciones populares y fuerzas sindicales se encuentran realizando la denominada “contracumbre” en repudio a las políticas de “miseria, hambre y saqueo” que para ellos representa el G-20. Referentes políticos e intelectuales del mundo participan del Primer Foro Mundial del Pensamiento Crítico, para debatir y encarar “las luchas por la igualdad, la justicia social y la democracia en un mundo turbulento”. Organizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), contó con la presencia de líderes populares como Cristina Fernández de Kirchner, Dilma Rousseff, Fernando Haddad y referentes éticos como Adolfo Pérez Esquivel y Estela de Carlotto, entre muchos otros exponentes.

El Foro del Pensamiento Crítico asume la batalla cultural contra el neoliberalismo y la construcción de una nueva hegemonía orientada a recuperar la democracia y la construcción de pueblo. Incluye el debate democrático sobre las formas, el rol del Estado, los significados comunes y las verdades parciales que representan una cultura nacional, popular, feminista y solidaria, que reemplace los valores individualistas y meritocráticos impuestos por el neoliberalismo.

Sabemos que se trata de una batalla injusta y desigual entre el campo popular que lucha a favor de verdades democráticas y populares, y el poder neoliberal que impone el sentido común a través de los medios de comunicación concentrados, las redes sociales, los big data y los ejércitos de trolls, que realizan una dominación televisada y viralizada que penetra en los cuerpos domesticando e inculcando obediencia.

Quedó demostrado que no es suficiente llegar al gobierno, es necesario batallar y ganar también la cultura que se disputa permanentemente; el conflicto entre las pulsiones implica una economía y una política del goce que no cesa. No resulta ocioso recordar los términos de la respuesta que Freud le dio a Einstein, en plena crisis del 30, al afirmar que la comunidad está formada por elementos de poderío dispar, vencedores y vencidos que se convierten en amos y esclavos, expresando la desigual distribución del poder entre sus miembros. Los amos intentarán el dominio de la violencia y los oprimidos buscarán iguales derechos para todos. Para conservar la comunidad, recomendó Freud, los miembros deberán repactarla permanentemente.

En eso estamos.


Jueves, 22 de noviembre de 2018

Volver

PETECO VISCHI SIGUE MINTIENDO
Este señor actual Diputado Provincial y ex Intendente de Paso de los Libres derrotado en las últimas elecciones, anuncia obras que fueron ge...
POR YANZON
Al macrismo no le importa que el protocolo de la ministra Bullrich, que autoriza a las fuerzas de seguridad a disparar por la espalda, sea i...
ASAMBLEA ZUMZUNERA
Los socios activos de Zum Zum se acercaron a la Asamblea Ordinaria en el día de hoy desde las 10 hs hasta las 13:45 hs a elegir nuevas auto...
.
.
.
POR GUARINO
Lo indignante no es Macri. Ni siquiera el llanto de emoción que el Presidente exhibió en el cierre del espectáculo Argentum, con el que obse...
POR EMILIANO GUIDO
La cumbre del G20 finalizó con una declaración de consensos mínimos e insustanciales. No mencionó nada sobre cambio climático o migraciones ...
POR LUIS BRUSCHTEIN
“Ahora, en conciertos, marchas y hasta en el preámbulo de la final suspendida de la Copa Libertadores, se escucha más bien otro eslogan: ‘Ma...
POR VICENTE ROMERO
El presidente argentino Mauricio Macri, le tocará ser anfitrión de la primera Cumbre del G-20 en América Latina. Argentina es una de las tre...
POR SEBASTIAN PLUT
Después se preguntan por qué el gaucho apoyó a los caudillos. El caudillo era el sindicato del gaucho”. Arturo Jauretche
POR JORGE ALEMAN
La crítica se vuelve el refugio de las almas bellas donde se mira desde las alturas a aquellos que por acción y responsabilidad están atrapa...
ENTREVISTA A ALVARO GARCIA LINERA
García Linera sostiene que, a diferencia de otros países, en Bolivia el modelo económico no está en debate, porque “la derecha no tuvo la ca...
POR EMIR SADER
Nunca el destino de una persona se ha identificado, de forma tan estrecha, con el destino de Brasil. Ya no basta con la trayectoria de vida ...
POR JUAN SEBASTIAN FIORI
El diputado nacional Pitín Aragón estuvo el sábado pasado en Monte Caseros, oportunidad en la que pretendió realizar el lanzamiento de Unida...
POR CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales)
El gobierno nacional está utilizando la reunión del G20 que se realizará en Buenos Aires como una excusa para endurecer aún más su discurso ...
ARGENTINA
Pepe Mujica, García Linera, Piedad Córdoba y Fernando Haddad, son algunos de los ponentes pautados para este martes.
POR LEONARDO BOFF
El teólogo Leonardo Boff estuvo en Curitiba de visita al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en prisión desde hace má...
LA DERROTA CULTURAL Y ELECTORAL
El ultraderechista Jair Bolsonaro fue electo presidente de Brasil para los próximos cuatro años, un resultado que consolida la ofensiva de l...
POR STEINSLEGER
Neopentecostales y liberales “neo” comparten credo e ideología: la “teología de la prosperidad”. Cuyo mensaje (o “evangelio”), consiste en a...
POR JUAN SEBASTIAN FIORI
Se aceleran las negociaciones en el radicalismo Libreño para evitar una interna que desnude aún más las diferencias existentes y que saliero...
TURBULENCIAS LATINOAMERICANAS
Latinoamérica sigue siendo el continente de más turbulencias políticas en el mundo, porque es el escenario de las más abiertas peleas entre ...
POR WISCHÑEVSKY
El triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil marcó el punto cúlmine de la terecera ola de gobiernos de derecha que llega al poder en América Latin...
“BOLSONARO NO ES MUSSOLINI, ES PEOR”
El futuro de Brasil y de América latina a partir del avance de la derecha neoliberal. La victoria de los medios en identificar exclusivament...
POR LARRIERA
Dice Marie-France Hirigoyen que “el perverso, con una gran intuición, agarra a su víctima por sus grietas infantiles”. Todos tenemos grietas...
POR DAVID BROOKS
Lo que parece ser una ola de votación sin precedente en una elección intermedia, resultó en una derrota parcial del régimen de Donald Trump:...
POR JUAN ALONSO
¿Cómo contrarrestar los estímulos del capitalismo brutal que promueve la virtud del vacío? ¿El bloque Nacional y Popular piensa o analiza un...
POR MURANO
Pobre Mauricio Macri: las cortinas de humo –como las promesas– cada vez le duran menos. Y le salen peor.
 

Tel: 03772 - 422647 | contacto@elpasodeloslibres.com.ar
| San Martín 1135 - Paso de los Libres - Corrientes
| Director: Juan Sebastián Fiori
Copyright ©2013 | www.ElPasoDeLosLibres.com.ar Todos los derechos reservados.